Perfil

Mi foto
Bogotá, Cundinamarca, Colombia
Comunicador Social Periodista, Especializado en Periodismo Digital.

viernes, septiembre 15, 2006

Los camarones sacan la cara por Turbo en Antioquia

La zona del Urabá antioqueño se ha caracterizado por sus cultivos de plátano y banano, un total de 72 mil hectáreas de este producto agrícola hacen pensar que en esta región es lo único que se produce, pues bien en el municipio de turbo existe una finca camaronera, una opción muy rentable para la región y que busca asociados.

Al aterrizar en el aeropuerto de Carepa Antioquia, la vista sólo alcanza para ver cultivos de banano y plátano, pero a una hora de distancia, en Turbo, una nueva economía está motivando a los pobladores de esta zona; allí existe una finca de 40 hectáreas, que lleva 18 meses produciendo camarón tipo exportación.

Urabá es una zona nueva para el cultivo de este crustáceo, teniendo en cuenta que la calidad de su suelo y el agua de este golfo son influenciados por el rió Atrato, uno de los mas caudalosos del mundo, pero que lleva nutrientes beneficiosos para esta región.

Al cultivar el camarón en las grandes piscinas se espera al día 30, se pesa el animal y si tiene de 3 a 3.5 gramos para esa fecha, cada semana se hace el mismo muestreo para verificar la ganancia de peso.

Este proceso es acompañado por el acopio de agua del mar, todos los días por gravedad y a través de un canal que comunica a la finca con el océano atlántico, el agua salada se distribuye por las piscinas, labor que ayuda a evacuar todos los metabolitos producidos por el camarón.

Otra labor es controlar la concentración de algas, cuando el nivel es alto se realizan drenajes y el agua que se saca se reemplaza por fresca, la cual se vierte en las 20 piscinas que existen en esta finca.

Entre estas densidades de siembra, la de 25 animales por metro cuadrado no necesita aireación suplementaria, pero si se aumenta el numero de camarones se implementan aireadores que aumentan los niveles de oxigeno.

Piscinas de camarón - Turbo Antioquia
Foto / Juan José Posada Uribe /

Por ejemplo, un cultivo de 25 camarones por metro cuadrado en una piscina de una hectárea sin aireación, produce 1.800 kilos cada noventa días, si en esta misma hectárea se cultivan 75 animales por metros cuadrado con aireación, la producción es de 5.500 kilos.

La recomendación para quienes deseen iniciar este cultivo por primera vez, es hacerlo con baja tecnología, ensayar con 25 camarones por metros cuadrado en una piscina de una hectárea, para no aumentar costos en plantas eléctricas y drenajes.

Otro punto importante es tener un convenio con plantas de proceso donde pueda llevar su camarón y hacer un buen negocio, más aún ahora que se acerca el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, donde la producción acuícola es una de las industrias con gran salida al exterior.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buen artículo, a manera de información, no?

Me parece interesante eso de que en nuestro país ciertos pobladores buscan nuevas alternativas de mercado, eso demuestra mucho empuje.